Conclusiones de la charla de Pedro J. Ramírez

PR01_PEDROJOTA_241012_GR18

Imagen

Los periódicos no pasan por su mejor época, algo que sabe bien el periodista y director del diario EL MUNDO, Pedro J. Ramírez. La crisis que sufrimos en la actualidad, junto con la que arrastra el periodismo desde hace algunos años, ha provocado que se sometan a debate los modelos de negocio que marcan las pautas de esta profesión. La inversión publicitaria en la prensa escrita ha descendido de forma drástica durante los últimos años, esa pérdida de ingresos por parte de los medios no se ha visto rentabilizada por el crecimiento de la publicidad online. Es por eso que Pedro J. aboga por la creación de dos autopistas de información digital, una basada en la oferta informativa de carácter gratuito que, en comparación con la que ofrece contenidos de pago, más completa con valor añadido y contenidos exclusivos, es más escueta e incompleta.

Para la oferta del contenido online con más calidad, Pedro J. exige un dispositivo físico que sea manejable y que en cierta manera sustituya a un periódico de papel con la misma o superior comodidad sin las barreras físicas de los tabloides de papel. Es por eso que la presentación del Ipad abrió los ojos al director de EL MUNDO en cuanto a las nuevas posibilidades que permiten las tablets. Por fin era posible consumir un producto periodístico de gran calidad y sin gastos de impresión, papel y distribución. Estas posibilidades que se abrieron con la llegada del Ipad casan con la idea de que los dispositivos móviles y el contenido de pago en Internet acabarán por imponerse como un nuevo formato de periodismo, si bien antes deben cambiar las redacciones, la publicidad, que pasará a ser inteligente y la fisionomía y prestaciones de los periódicos dependiendo en que dispositivo se lea (smartphones, tablets, PCs).

Estamos de acuerdo en que tiene que existir un producto periodístico de calidad superior que sea de pago (ORBYT), para así hacer rentable ese trabajo informativo que se ha regalado y se sigue regalando en muchos medios online desde la proliferación de los medios digitales. Así se puede personalizar la publicidad y los targets de la misma para que la inversión de los anunciantes sea más atractiva para los consumidores y más próspera para los medios. Con la llegada de estos nuevos argumentos, el periodismo tradicional va a cambiar mucho, lo cual no significa que el rigor informativo y la calidad periodística sean menores ni que deban existir menos periodistas en las redacciones. La clave está en volver a hacer de esta profesión algo rentable para los directores de cabeceras e inversores y más justa y apasionante para los profesionales de las redacciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s