Un Periodismo dubitativo, pero con mucha vida

PRVOL_01_RUBÉNREYES

Título: La explosión del Periodismo: De los medios de masas a la masa de medios

Autor: Ignacio Ramonet

Número de páginas: 155 páginas

Editorial: Clave Intelectual

Palabras clave: Periodismo, futuro, medios de masas, calidad o cantidad, cuarto poder.

Ignacio Ramonet (1943; Redondela (Pontevedra)) expone y analiza, desde su punto de vista, los argumentos que están llevando al Periodismo a experimentar la explosión que da título a su obra. “La revolución digital hace estremecer a los grandes grupos mediáticos”, lo que obliga a muchos medios a adaptarse o morir, esto es, embarcarse en la aventura de Internet, algo que tenemos asumido, y ofrecer contenidos gratuitos, algo que cuesta más de asumir. Gran parte de culpa la tiene también la democratización de la información, si bien es una consecuencia lógica de la llegada de Internet.

Otro de los motivos enunciados en la obra, es la erosión de la credibilidad de los medios, algo que viene motivado por la propiedad de los grandes grupos mediáticos, ya que la prensa pertenece a oligarcas en posesión del poder económico y que actúan en connivencia con el poder político, amén de la excesiva concentración mediática. Esto ha desembocado en que el Cuarto Poder, el perro guardián de la democracia, ese papel que históricamente (y teóricamente) ha desempeñado el Periodismo, haya quedado totalmente desvirtuado.

1287868146342
Ignacio Ramonet / elperiodico.com

La sociedad que vive a la expectativa de un muro informativo, que “censura” mediante el exceso informativo, bloqueando o, en cualquier caso, haciendo más difícil la localización, de la información correcta verdadera, dando lugar así a ignorantes saturados de información”. Esto ha hecho que la puesta en escena de la información sea más importante que la verificación y análisis de la información, la lucha diaria de los medios por ser los primeros en publicar X, en lugar de publicarlo después, pero con un mayor análisis y un mejor enfoque para el lector que verdaderamente se quiere informar y quiere conocer esos hechos. Es consecuencia lógica, considerando estas premisas, que los propios medios hayan sido los que han cavado la tumba de ese cuarto poder que se les presuponía. En lugar de alzar su prestigio, lo están hundiendo. Ahora sólo hay un poder, una sola esfera de poder: Internet.

Los “perros guardianes rabiosos”, así los llama Ramonet, son los grupos mediáticos del poder mediático establecido y que acallan a la oposición ideológica, citando, como ejemplo, el caso del magnate, político y vividor italiano, Silvio Berlusconi. La globalización liberal y los medios de comunicación de masas van de la mano. Así pues, no nos debe extrañar recibir una sobrecarga de información, pero de información plana. Por ello, Ramonet propone una solución, recibir menos información, pero de mejor calidad y la creación de un contrapoder para el cuarto poder, ya que es el único que no cuenta con uno.

Ignacio Ramonet / elmercuriodigital.es
Ignacio Ramonet / elmercuriodigital.es

En la parte final del libro, el autor comienza a exponer ejemplos de Periodismo que demuestran que las nuevas vías de la profesión pasan por métodos colaborativos como el Periodismo sin ánimo de lucro o el crowfunding, ejemplos de ellos son The Huffington Post o Politico.com y aprovecha también para hablar de WikiLeaks, la revelación de Assange, que han supuesto un arreón para las conciencias dormidas de muchos (si bien el único cable que realmente levantó la indignación de un pueblo fue el tunecino, que acabó con el derrocamiento del monarca, consentido por Occidente, Ben Alí) y que, sin embargo, si no fuera por las cabeceras que se erigieron en pos de los “cables” para su edición y publicación (The Guardian, The New York Times, Der Spiegel, Le Monde y El País), probablemente no habrían tenido la repercusión que han tenido, ya que el panorama de medios parece que se empeñaba en silenciar unas revelaciones que han sido, están siendo y van a ser trascendentales para los ciudadanos, esas cosas “que los políticos no quieren que se aireen”.

Por último, el mensaje que quiere desprender Ignacio Ramonet, es que el Periodismo, como tal, no va a morir, la prensa escrita va a seguir teniendo su lugar: “los aviones no sustituyen a los barcos”, contar historias, no sólo proporcionar datos o cifras, sino hacer lo que uno quiere hacer cuando piensa en ser periodista, crear historias, elaborar un relato, máxime cuando hoy día los canales de información son tantos y tan ricos, sólo hay que saber seleccionar, jerarquizar y elegir la información de más calidad, la más correcta.

Ignacio Ramonet / Attac.tv
Ignacio Ramonet / Attac.tv

El libro de Ramonet me ha parecido una lectura amena y nada pesada. Sus 155 páginas lo hacen un libro fácil de leer, pero además la factura que le da a los temas que trata son totalmente innovadores, ya que se “mete” en temas que otros muchos autores no trata, y es por eso que me parece tan adecuada una lectura como esta. Además, más allá de temas meramente políticos, me parece admirable que defienda, como periodista, que hay dos vías, por un lado la del periodismo sin ánimo de lucro, o hasta yéndonos al lowcost, y por otros, casos como el de Die Zeit, que sin haber cambiado su apariencia seria en años, sigue manteniendo clientes e incluso vende más. Comparto con él que el hecho de que la balanza de pagos en cuanto a papel e internet sea injusta (los lectores de prensa escrita, mantienen a los que leen en web), creo que todo tiene a autorregularse, y aún es pronto para asegurar que en un futuro los anunciantes no pagarán precios parecidos en la red que los que se pagaban en los buenos años de la prensa escrita. El futuro pasa por las audiencias minoritarias, audiencias a las que el periódico conozca bien y pueda ofrecerle contenidos ajustados para así fidelizarlo, pero también hay que reconocer que con la crisis política, económica y social que estamos viviendo, no es nada fácil fidelizar al lector.

Titulares:

– La comunicación se ha convertido en una materia prima estratégica y son los nuevos gigantes de estos sectores (informática, electrónica y telefonía) quienes la controlan.

– Un periodista a quien una empresa paga y cuyos artículos-favorables a la compañía que le contrata- son revisados y validados por los directivos de la misma, ¿es realmente un periodista?

– Desde su creación, WikiLeaks es un festín permanente de secretos, una auténtica fábrica de primicias.

– Las relaciones entre prensa escrita e Internet continúan siendo desdichadas.

– El declive de la seguridad informativa es una de las causas de la crisis actual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s