Archivo de la categoría: Amparo Martínez López

Toni Martínez, editor de La Marea, visita las aulas de Periodismo de la UMH

El 21 de Diciembre los kioscos de Madrid, Barcelona y Valencia veían por primera vez La Marea. Nacía un nuevo periódico justo en un momento en el que la mayoría de la sociedad cree muerto el periodismo y el papel. La cooperativa MásPúblico lanzaba este proyecto compuesto algunos afectados por el ERE del Diario Público. El  85% de la plantilla de Público se iba a la calle en Febrero del año 2012.

Su editor, Toni Martínez, visitó la UMH para explicar cómo funciona La Marea a los alumnos de Periodismo: “Cuando cerró Público pensamos que el mundo se nos venía encima, no sabíamos bien qué hacer.” Este nuevo proyecto, apuesta por “el periodismo de investigación y análisis, por las historias que pasan desapercibidas para los grandes medios”. El periodista asegura que han aprendido del error que hizo fracasar Público y que por eso apuestan por el modelo de empresa de la cooperativa, detrás del cual no hay ningún empresario, partido político u otra organización que pueda hacerse con el control y actuar de opresor.  Aquí los usuarios tienen un papel activo como socios usuarios, por una aportación económica tienen un voto y de igual forma su opinión se tiene muy en cuenta en el desarrollo de cada número. MásPúblico es una cooperativa periodística, cuyo objetivo es hacer periodismo, exclusivamente. Lo componen diez personas ex trabajadores de público. Pretende ser un medio trasparente y democrático. Empezaron con la cooperativa en junio y hasta diciembre no pudieron constituirse: “Fue un trabajo duro, hasta ahora no había en España una cooperativa periodística”, cuenta Toni Martínez.

Toni Martínez muestra uno de los números de La Marea
Toni Martínez muestra uno de los números de La Marea

El profesor Jose Luis González , que presentaba a Toni Martínez leyó el primer editorial publicado por La Marea: “Sin miedo y sin ataduras”, toda una declaración de intenciones y una carta de presentación de los principios que rigen la actuación y contenidos del diario: Libertad, igualdad, laicidad, defensa de lo público, economía justa, trabajos sociales, medio ambiente, república y cultura libre.

El editor de La Marea dedicó unos minutos de la ponencia a explicar cómo se organiza a nivel interno el periódico. Los alumnos de cuarto de periodismo, inmersos en un proyecto comunicativo importante, agradecieron la explicación y prestaron especial atención.

La cooperativa posee todos los mecanismos reguladores presentes en las normas éticas y deontológicas de la profesión.

MásPúblico funciona con un consejo rector, un consejo administrativo, consejo de redacción y un consejo editorial. El consejo de redacción está formado por socios trabajadores periodistas, que son los que deciden el contenido periodístico del medio. El consejo editorial vigila que el medio de comunicación cumpla con las líneas generales de la cooperativa. Está formado por personas de reconocido prestigio en su ámbito laboral y o social, aún por elegir.

La asamblea se nombra una vez al año y es el máximo órgano de decisión. Protege la cooperativa de quien quiera absorberla. Un 50% pertenece a los socios trabajadores y el otro 50% a los socios usuarios.

En las palabras de Toni Martínez quedaba claro que este nuevo proyecto no tiene límites, quieren seguir a más: “Nuestro objetivo es llegar a todo el estado. Queremos ser un medio de masas, que este diario lo pueda leer un monárquico, aunque nos  metamos con la corona y un cristiano aunque nos metamos con la Iglesia”.

Como no disponen de un grupo editorial fuerte a sus espaldas ni de grandes capitales, su producto estrella, que es el papel, lo incluyen en tres ciudades: Madrid, Barcelona y Valencia.  Toni compartía como dato curioso que hay personas que se interesan por comprar un número determinado de ejemplares y se encargan de distribuirlos en aquellas ciudades en las que la edición en papel no llega.

Respecto a la procedencia de sus ingresos, el editor aclara que no dependen de la publicidad: “La publicidad tiene un valor menor del quince por ciento. Nos basamos en ventas y suscripciones. Tenemos una tirada de 25.000 ejemplares, de los cuales 15.000 van a kioscos. En el margen de beneficio descontamos la imprenta y la distribuidora que cobra más de un euro por cada ejemplar repartido desde la imprenta al kiosco”. Este medio respeta los principios éticos de la publicidad: aceptan marcas que no contradigan sus principios editoriales, rechazan aquellos machistas, sexistas o financieros o especulativas y empresas que inviertan en empresas sucias o en armas. Sí que aceptan publicidad institucional.

Preguntado por la web, Toni Martínez, aclaró que “aún no es web. Todavía es blog”. La web estará lista entre tres semanas y dos meses. No luchan por el última hora porque no pueden cubrir esa última hora. Y adelanta que harán aplicaciones para el móvil.

Ya en la rueda de preguntas, hubo gran interés por su fuerte carácter ideológico que huye del poder del empresario. Por la Libertad de prensa, a lo que responde que “no existe”, y pone como ejemplo el tratamiento del caso Noós diciendo que “no van al fondo por las fuertes presiones de Santander, de Iberdrola y de todos los que tienen intereses en el diario” cosas de las que quieren huir en La Marea.

Los alumnos preguntaron por el equipo que compone el diario y por el funcionamiento de la plantilla. Como dato de interés Toni Martínez comenta que sobretodo buscan colaboradores externos: “Los coordinadores de Internacional y de Sociedad están en el proyecto y conocen a todos los profesionales del sector, con lo cual cuando necesitamos cubrir algo en concreto, ya saben a quién pueden solicitar el trabajo”.

Otro punto fuerte de interés por parte de los alumnos de periodismo, es la gran competencia en que tienen en el mercado. Últimamente atendemos a los nacimientos de muchas publicaciones independientes como Libero, Mongolia o eldiario.es. Los alumnos preguntan hasta qué punto son únicos y si les será rentable su idea. Toni responde seguro: “No todos cubrimos las mismas necesidades, cada uno tiene su nicho de mercado”.

La Marea sale a la venta los últimos viernes de cada mes y cuesta tres euros. Su web es lamarea.com y puedes ser socio con suscripción amiga por 50 euros, con lo que tendrás 12 números con gastos de envío incluidos y opción a una camiseta de regalo.

Una nueva oportunidad para el periodismo de siempre, el que lucha por la denuncia social y por volver a ser el cuarto poder.

“Bad journalism can be found anywhere” Adam L. Penenberg

“El precio de la verdad” cuenta la historia de un joven periodista, antiguo redactor de la revista New Republic, que escribía sobre temas políticos y sociales. Con 25 años ya era todo un erudito, admirado por sus compañeros y querido por sus jefes: Stephen Glass inventó 27 de los 41 artículos que publicó, falseando fuentes y localizaciones.  El rigor y la profesionalidad de la prestigiosa New Republic quedan expuestos por Adam Pennenberg, periodista de un medio on-line, la revista Forbes. El redactor de Forbes trata de seguir la pista de una gran historia firmada por Stephen Glass: “El paraíso del Jacker” pero se encuentra mentira tras mentira cuando intenta contactar con las fuentes de dicho artículo. El escándalo se destapó en Mayo de 1998 con la publicación del artículo de Pennenberg sobre Glass.

poster

En realidad, ésta es la historia de un enfermo, un sociópata. Personas que por un trastorno psicológico no respetan las normas sociales ni morales y a pesar de ser conscientes del mal que están haciendo, siguen adelante para conseguir lo que se propongan. No es la mera ambición, ni la competitividad, ni hay que preguntarse hasta donde está dispuesto a llegar el profesional porque, a mi parecer, se trata de un enfermo. La pregunta es cómo no se dieron cuenta antes de lo que hacía y por qué no se evitó. Ahí está la parte que, como estudiantes de periodismo, nos interesa.

Un caso semejante es el de la periodista Janet Cooke, antigua redactora del Whashington Post, que ganó el Pulitzer gracias a un artículo inventado publicado en 1980: “El mundo de Jimmy”, donde contaba la historia de un niño de ocho años adicto a la heroína.  Por todos es conocido también el fraude que llevó a cabo Jayson Blair, antiguo redactor del prestigioso diario The New York Times. En mi opinión, todos ellos sociópatas aunque no lo haya declarado así un tribunal médico. Mera opinión personal. La película es merecedora de nuestra atención y relevante únicamente porque hubo alguien que se detuvo a analizar las historias y a investigarlas. De algún modo hizo ver que algo así podía suceder y que había que prestar mucha atención a la procedencia de las historias y sus personajes para asegurarnos de que es cierto: no solo con que sea algo llamativo o gracioso, que nace de un redactor de un gran medio ya hay que lanzarse de cabeza a publicar, son cosas que hay que comprobar. Detrás de cada historia hay muchos protagonistas además de los paralelos a la historia principal con los que contrastas la información de los primeros.

stephen-glass

Una de las últimas frases que podemos leer en el artículo de Pennerberg dice:

“It is ironic that online journalists have received bad press from the print media for shoddy reporting. But the truth is, bad journalism can be found anywhere.”

Así reivindica que no solo la prensa tradicional por ser “tradicional” es superior a los medios online. Ambos pueden disponer de grandes profesionales al igual que pueden equivocarse como queda patente en el caso de la película, en el de Cooke y en el de Blair.

El periodista tiene vidas y sucesos en movimiento entre sus manos que convierte en artículos o reportajes que llegarán a muchas personas. La responsabilidad es infinita. Algo tan valioso ha de revisarse una y otra vez por el propio autor y un superior, como tu editor: por si hay errores en algún dato, por si te han mentido, por si has escuchado la fuente o fuentes erróneas. El hecho de que un redactor sea reconocido en un diario no quiere decir que nunca se equivoque. En la película al resto de compañeros se le revisaban una y otra vez, y Stephen escribía y publicaba los artículos como churros, sin supervisión, sólo con los aplausos de compañeros y lectores fieles.

De lo que realmente nos sirve analizar esto es que como estudiantes de periodismo sepamos de estos casos para conocer en profundidad el mundo que amamos y al que nos dedicamos. Nuestra base de datos y nuestro archivo mental sobre la profesión debe ser rico y muy completo.

Periodismo con mayúsculas

TITULO: “Newpapper. Cómo la revolución digital transforma la prensa.”

AUTOR: Albert Montagut

NÚMERO DE PÁGINAS: 430

EDITORIAL: Deusto

PRECIO: 19,95

El periodista de siempre, el que nos dio la vocación y nos inyectó en sangre la pasión por la profesión se manifiesta en las páginas de Newpapper a través de la experiencia del periodista Albert Montagut. Montagut narra desde la primera vez que se conectó a Internet en el único PC con acceso a la red que había en la redacción, hasta los días en que todo ciudadano puede leer su periódico en una tablet. El profesional de la comunicación se enfrenta, desde hace años, a Internet y la postura en que éste sitúa al periodismo nos pide una mayor calidad editorial, mayor honestidad, fortalecer la fidelidad a uno mismo como periodista y una especial atención al código deontológico porque “no todo vale en el online”.

Imagen

Montagut recoge más de 10 voces de mujeres y hombres que han entregado su vida al periodismo y que transmiten su opinión sobre el periodismo e Internet desde sus vivencias, con la perspectiva de los que han vivido el cambio. Es como recibir una clase con los mejores ponentes capítulo tras capítulo con Albert Montagut como guía.

Newpapper muestra las virtudes y el lado oscuro de Internet a través del tiempo hasta la actualidad y expone la problemática en el on-line del “todo se puede” en Internet.  Extraemos como moraleja la necesidad de rescatar los valores del periodismo de siempre y mantenerlos on-line. Newpapper rompe fronteras y nos muestra cómo se valora el print en otros países: nos enseña el funcionamiento de algunos diarios gratuitos de Estados Unidos y nos abre una ventana para observar las redacciones de los grandes. También podemos ver la clave del periodismo alemán para que Internet y print no choquen negativamente.

Como estudiante de periodismo y futura profesional vocacional, leer Newpapper es tener el privilegio de escuchar la voz de un profesional que te habla desde el saber de los muchos años dedicados al mundo de la comunicación y que te enseña nombres de grandes comunicadores desconocidos hasta ahora para mí y su labor; ves de donde han salido los periodistas que más lees o descubres nuevos ídolos; datos de la historia del periodismo y tantos otros detalles que me gustaría retener como en una memoria, un archivo sobre la profesión que amo para poder ir así tener una rica documentación sobre la misma. Es curioso y, muy de agradecer, ver en estos relatos momentos históricos del mundo del aprensa que marcan un antes y un después en el cómo reaccionar y cómo salir de nuevas situaciones. Nuevas soluciones a los nuevos problemas que van surgiendo y de ahí el nacimiento de nuevas formas de comunicar.

Imagen

Montagut introduce una idea muy buena e interesante que anima a seguir apostando por cosas nuevas y es que: los diarios que han tenido corta vida, como por ejemplo ADN, también han servido para dar lecciones y conocer nuevos soportes y nuevas formas de hacer periodismo. Que sus muertes no supongan la rendición sino algo de lo que aprender y a lo que prestar especial atención. Lo que importa, leemos en Newpapper, es que se haga buen periodismo –“del que hace pensar”- del que remueve la sociedad. No existe la cobardía ni el miedo en cuestión de apostar por el periodismo de calidad.

El libro también hace hueco para hablar del periodismo ciudadano: el “yo periodista” que nace con Internet y de cómo la inmediatez ha transformado la prensa. El poder de la comunicación, las redes, la telefonía móvil, es infinito. La responsabilidad a la hora de hacer uso de esos canales será imprescindible. Y la convergencia print-online para que sea exitosa debe abordarse desde el compromiso por los valores de siempre. En definitiva es una llamada al buen uso del poder de comunicar a no asustarnos por los cambios ni dejarnos amedrentar por los problemas que vengan. Trabajando así podremos seguir luchando por el resurgir del cuarto poder que antaño fue la prensa: voz de los silenciados y docente de masas.

Leer el último libro de Montagut es como observar un atardecer lento, detallado. Por qué atardece, porqué no es malo, qué le afecta y cómo llegar al día siguiente. Para los estudiantes de periodismo estos relatos suponen una mirada al periodismo en estado puro y una nueva perspectiva, la que nos dice que tenemos el poder de cambiar las cosas, sólo tenemos que encontrar las armas y saber utilizarlas bien.

Comprometidos contra la violencia de género

Un desafío. Una orden para el espectador maltratador, un apoyo para la espectadora víctima, una propuesta para todo el que quiera colaborar. Miradas y palabras claras y con fuerza que mueven a la concienciación. Las sensaciones a flor de piel. Es el resultado de la campaña #yomecomprometo. Las caras más reconocidas del mundo del teatro, el cine y el periodismo mueven a la lucha contra la violencia de género. El spot se estrenaba el día 24 de noviembre con motivo de la celebración del día Internacional contra la Violencia de Género del día 25.

El pasado viernes 30, Rubén Ferrández, Ángel Gómez y Raúl Mollá presentaban en el edificio Atzavares el spot.  Rubén, creador del proyecto, y Ángel, director del spot, contaban como nace la campaña, su desarrollo y los buenos resultados y gran acogida.

Rubén compartió tres puntos que fueron la clave para que esa idea se materializase. Las claves del dircom: apostar por tus ideas, planificar una estrategia clara y comunicar. El periodista hizo especial hincapié en el trato de “tú a tú”, en el trato humano con los participantes de la campaña, no utilizarlos como objetos y tener claro el por qué de que sean ellos y no otros los que se dirijan al espectador. Todos ellos tienen algún contacto con Mediaset y no es casualidad, contaba Rubén, “queríamos llegar a esos medios”. Detrás de todo esto  muchas llamadas, muchos cafés: “Ya no me queda dinero en los bolsillos para cafés”, contaba como anécdota. Transmitió a los alumnos el valor añadido del trato con los implicados, compartir las ganas y la pasión de tu proyecto con aquellos que quieres que participen del mismo.

Imagen

“Cada vez que lo veo se me pone la carne de gallina”. Esa es la sensación generalizada de todo aquel que ve el spot. Algo se remueve dentro, nadie queda indiferente. Los juegos de luces y sombras, los movimientos de cámara y la música consiguen eso mismo. Ángel Gómez fue el responsable de una exitosa simbiosis de todo ello: “el movimiento crea inestabilidad y angustia. Jugamos con el enfoque y el desenfoque, entrando y saliendo para crear sensación”.

Comprometidos.net es su web. La campaña se alargará hasta el día 8 de Marzo, día conmemorativo de la mujer y según pudieron adelantar, tienen algo nuevo en mente para el final de campaña: “no queremos que sea un compromiso utópico, por eso estamos pensando en algo diferente para el cierre de la campaña”.

La titulación de periodismo no iba a ser menos, todos nos comprometemos contra la violencia de género y dejamos pruebas de ello:

Es de agradecer el paso por las aulas de emprendedores, luchadores como Rubén. Jóvenes que transmiten su pasión, sus ganas y la fe por lo que hacen.  Salimos de las aulas con la sensación del “se puede”.

Kapuscinski por Beata Nowacka para Atzavares

Atraídos por los entresijos de la apasionada vida y obra de Kapuscinski, escritores del mundo se han lanzado a ahondar en su vida a través de sus viajes, su profesión y esa peculiar forma de vivir y sentir lo que vivía. Hay autores que pretenden hacer justicia contando su historia a través de la admiración como Ricardo Cayuela Gally. Este tuvo la oportunidad de entrevistarle y desmenuzar los detalles de unas y otras guerras. Otros preguntan y repreguntan en busca de la verdad aludiendo a la delgada frontera entre realidad y ficción y se preguntan ¿Cuánto hay de fábula en las aventuras de Kapuscinski? Es el caso del polémico biógrafo Artur Domoslawsky  que decía que “la memoria también es creativa”, que comparte terreno con la imaginación y que tal vez ésta última jugase un papel importante en las narraciones del periodista polaco.

El trabajo que presentó Beata Nowacka el pasado miércoles 21 en las jornadas internacionales de periodismo en la Universidad Miguel Hernández resultó ser muy distinto a lo que venimos leyendo, fue instructivo y, en cierto modo, inspirador para los jóvenes espíritus de los futuros periodistas de la facultad.

Imagen

El profesor Jose Alberto García Avilés fue el encargado de traducir a una de las más reconocidas biógrafas de Kapucinski, la profesora polaca, Beata Nowacka.

Beata  dividió la figura del periodista en cuatro partes, cuatro facetas: como periodista, como escritor, como poeta y como fotógrafo. En cada exposición quedaba plasmado cómo Kapuscinski trabajaba cada una de estas ramas y cómo las sentía. (Beata habla y expone y) una idea principal, una frase, se absorbe y se retiene de cada uno de los campos.

Como periodista: “No se jugó la vida sólo por un salario. Era una misión” Detrás de cada suceso había algo muy importante que el mundo debía saber. Es más que periodismo. “Todos los tesoros que se consiguen de las historias” proceden de “empatizar” con los protagonistas para que compartan su historia con el periodista.

Como escritor: La figura de “historiador atípico” que vive el momento y quiere presenciar el desarrollo y la creación de los hechos. Las reflexiones que, extraídas de sus libros, perduran a lo largo de los años y que con sus críticas siguen combatiendo los conflictos bélicos de hoy día. Beata se centra en la novela “Emperador” que retrata el mandato de Halie Selassie, emperador de Etiopia. Publicado en 1979, dio la vuelta al mundo como crítica a todo poder totalitario en decadencia.

Como poeta: ensalza los mismos valores que lo visten como periodista a través de la metáfora. Explicar qué poema destacó beata y qué significa y poner uno nuevo.

Como fotógrafo: “Quiere transmitir la dignidad de las personas que viven en la extrema pobreza”, cuenta Beata. Quiere reflejar que son personas y tienen sus derechos y valores aunque no tengan nada.

Ya terminada la ponencia los compañeros preguntaban, qué hacer para mover conciencias respecto a este tipo de periodismo que se pierde, cómo hacer que las nuevas generaciones lo regeneren y lo resuciten de nuevo o al menos que se interesen por leerlo. Otros cómo es que Kapuscinski no necesitaba de esa inmediatez de transmitir y vivía las experiencias que después eran reportaje: más extenso o con más tiempo de investigación. Beata contesta que sí que enviaba las noticias pero que optaba por permanecer ahí buscando historias siempre.

Aquel rato hablando de Kapucinski resucitó el espíritu, la esencia del periodista de siempre, el alma del auténtico periodista vocacional, el que no se rinde, el que aguanta y ama una profesión en la que hay que sobrevivir a devorar y ser devorado.

El poder del hipertexto

El hipertexto es una de las armas más potentes de las ediciones on-line de revistas y diarios. El profesor e investigador, Hassan Montero define la hipertextualidad como la organización de una determinada información en diferentes nodos conectados entre sí a través de enlaces.

¿Qué es el NODO en hipertextualidad? Cada una de las páginas conectadas por hipervínculos.

¿Qué es el ENLACE? El instrumento que interconecta los nodos, hipervínculo.

Si el hipertexto se emplea correctamente, la información aparecerá organizada de modo que el lector decida qué lee, cuándo y cómo con un solo vistazo a la pantalla. Así se amplían y complementan las noticias sobre la actualidad de un tema, lo que lleva a una mayor comprensión del mismo. Además, esta herramienta también da al usuario una mayor libertad de exploración.

Haciendo click sobre el enlace accederá a la noticia seleccionada y en esa misma noticia tendrá la opción de ampliar esa información de diferentes formas (accediendo a otros nodos): con enlaces externos o internos a noticias relacionadas, aclaraciones semánticas, contextuales o de personajes. Por ejemplo: en un artículo sobre las elecciones en Cataluña que mencione a Artur Mas, puedes pinchar sobre Artur Mas y que te lleve a una página con más noticias sobre las elecciones donde el lector ampliará sus conocimientos sobre el actual presidente y el proceso electoral para así estar mejor documentado. Este ejemplo se repetirá con muchos otros datos e infinitas posibilidades.

El contenido fragmentado en hipertexto tiene que tener una estructura y un orden racional, lógico y limpio para que el lector no se sature y consuma la información de una forma cómoda y sencilla. Si esto no se cumple, tener hipertexto no servirá de nada porque su función y objetivo principal que es facilitar el acceso a la información al consumidor, habrá fracasado.

Hay diarios que fracasan en el uso del hipertexto. Para observar esto fijamos la mirada en los diarios: El Plural y El Semanal Digital, donde escasea e incluso brilla por su ausencia el uso de enlaces. La infografía es escasa o está situada de forma que su lectura resulta incómoda. Si un diario es exclusivamente digital y no tiene enlaces, será como si las ventajas que nos da Internet sobre el papel no existiesen. Resulta pesado para el lector tener que estar constantemente acudiendo al buscador para complementar información. Estos dos medios suspenden en el uso de hipertextualidad.

Nos quedamos con los que ofrecen un diseño dinámico y atractivo, diarios que no dudarás en abrir cada mañana para estar al corriente de toda la actualidad con solo unos golpes de ratón: El País y El confidencial. Su contenido multimedia y su interactividad permiten conectar al lector con el medio de forma que se sienta integrado, manteniéndose informado y participando de esa información. El diario El País dispone del programa Eskup. Los usuarios podrán abrir un perfil en el que seleccionar sus temas favoritos para acceder siempre a las noticias de actualidad que más les interesen de una forma mucho más sencilla. A través de su cuenta podrán comentar la información que consumen con otros lectores, seguir otros perfiles y conectar este programa con otras redes sociales. En cuanto a la hipertextualidad, el diario El País aprueba con nota: enlaces cortos, claros y bien señalizados. El Diario Confidencial es mucho más limitado en cuanto a interactividad pero hace un uso correcto del hipertexto con enlaces de fácil accesibilidad y bien señalizados.

El hipertexto enriquece las ediciones web de la prensa. Permite al lector tener una primera visión atractiva y bien organizada de un diario que pueda consumir de forma gustosa y que pueda ser su web de cabecera para estar informado.

Conclusiones de la charla de Pedro J. Ramírez

PR01_PEDROJOTA_241012_GR18

Imagen

Los periódicos no pasan por su mejor época, algo que sabe bien el periodista y director del diario EL MUNDO, Pedro J. Ramírez. La crisis que sufrimos en la actualidad, junto con la que arrastra el periodismo desde hace algunos años, ha provocado que se sometan a debate los modelos de negocio que marcan las pautas de esta profesión. La inversión publicitaria en la prensa escrita ha descendido de forma drástica durante los últimos años, esa pérdida de ingresos por parte de los medios no se ha visto rentabilizada por el crecimiento de la publicidad online. Es por eso que Pedro J. aboga por la creación de dos autopistas de información digital, una basada en la oferta informativa de carácter gratuito que, en comparación con la que ofrece contenidos de pago, más completa con valor añadido y contenidos exclusivos, es más escueta e incompleta.

Para la oferta del contenido online con más calidad, Pedro J. exige un dispositivo físico que sea manejable y que en cierta manera sustituya a un periódico de papel con la misma o superior comodidad sin las barreras físicas de los tabloides de papel. Es por eso que la presentación del Ipad abrió los ojos al director de EL MUNDO en cuanto a las nuevas posibilidades que permiten las tablets. Por fin era posible consumir un producto periodístico de gran calidad y sin gastos de impresión, papel y distribución. Estas posibilidades que se abrieron con la llegada del Ipad casan con la idea de que los dispositivos móviles y el contenido de pago en Internet acabarán por imponerse como un nuevo formato de periodismo, si bien antes deben cambiar las redacciones, la publicidad, que pasará a ser inteligente y la fisionomía y prestaciones de los periódicos dependiendo en que dispositivo se lea (smartphones, tablets, PCs).

Estamos de acuerdo en que tiene que existir un producto periodístico de calidad superior que sea de pago (ORBYT), para así hacer rentable ese trabajo informativo que se ha regalado y se sigue regalando en muchos medios online desde la proliferación de los medios digitales. Así se puede personalizar la publicidad y los targets de la misma para que la inversión de los anunciantes sea más atractiva para los consumidores y más próspera para los medios. Con la llegada de estos nuevos argumentos, el periodismo tradicional va a cambiar mucho, lo cual no significa que el rigor informativo y la calidad periodística sean menores ni que deban existir menos periodistas en las redacciones. La clave está en volver a hacer de esta profesión algo rentable para los directores de cabeceras e inversores y más justa y apasionante para los profesionales de las redacciones.